Cómo aceptar tu orientación sexual

Cómo aceptar tu orientación sexual

En estos días las ciudades se visten con banderas arcoiris para celebrar el Día del Orgullo Gay, una reivindicación para aceptar la homosexualidad en todos los ámbitos con una larga tradición. Sin embargo, muchas personas del colectivo LGTB siguen ocultándose y avergonzándose, incluso en sociedades tolerantes.

Sentir atracción por personas del mismo sexo se suele vivir hoy día con naturalidad, al menos en las sociedades avanzadas. Pero todavía es habitual que algunas personas homosexuales tengan un verdadero conflicto interno que les lleva a sentirse culpables. Viven escondiendo su orientación sexual por miedo al rechazo.

¿Por qué algunas personas tienen problemas para aceptar la homosexualidad?

El miedo y la angustia que sienten algunas personas ante su propia homosexualidad puede desencadenar en problemas más serios, como ansiedad o depresión, si no se busca asesoramiento psicológico para superar esas emociones.

El origen de ese conflicto interno suele estar en creencias erróneas, como el hecho de pensar que tienen una enfermedad o en el miedo al rechazo en el ámbito familiar, laboral o social. El estrés generado por no poder aceptar la homosexualidad e intentar encajar en unos patrones que no se adaptan a su modo de ser influye en el estado de ánimo.

Algunas personas sienten una gran malestar emocional y profundo rechazo hacia sí mismos porque no se sienten capaces de aceptar su homosexualidad. Esto, que se conoce como homofobia interiorizada, puede llegar a producir conflictos psicológicos, inestabilidad emocional, ansiedad o trastornos depresivos.

La aceptación de uno mismo es el primer paso para poder sentir la aceptación de los demás y poder vivir libremente la homosexualidad, sin conflictos interiores.

¿Cuándo comienza el proceso de aceptación de la homosexualidad?

Los cambios físicos, psicológicos y sociales que se producen en la adolescencia marcan un punto de inflexión en la vida de las personas. Es una etapa de transición entre la infancia y la edad adulta y un momento crucial para la construcción de la identidad.

En este periodo de la vida es cuando se suele definir la orientación sexual. La mayoría de personas se hacen conscientes de su homosexualidad entre la adolescencia y la edad adulta temprana.

A partir de ese momento, cada joven reacciona de una forma diferente ante este hecho, dependiendo de diversos factores, como la personalidad o las circunstancias sociales y familiares. Muchos se sienten capaces de aceptar la homosexualidad con naturalidad y eligen “salir del armario”, revelando su orientación sin mayores problemas.

Sin embargo, en otros casos, identificarse como homosexuales, bisexuales, transgénero o intersexuales es mucho más complicado. La aceptación de la propia homosexualidad no es una acción puntual sino un proceso que puede llevar desde unos pocos meses hasta varios años. Cuando la persona no consigue aceptar su homosexualidad de forma natural puede contar con asesoramiento psicológico que le ayude a recorrer este camino de encuentro consigo mismo.

Con todo, conviene tener presente que asumir la propia sexualidad o identidad de género debe ser una decisión individual, que cada uno debe hacer a su manera y empleando para ello el tiempo necesario.

Consejos para aceptar la homosexualidad sin conflictos internos

Aceptar la homosexualidad y dejar de esconderse suele ser una experiencia positiva, que ayuda a que la persona se sienta bien consigo misma y en su relación con los demás. Por el contrario, mantener oculta una parte importante de su vida puede ser motivo de conflictos internos, baja autoestima y emociones negativas, como miedo o tristeza. Pero no podemos olvidar que también puede ser un gran desafío enorme, sobre todo para los más jóvenes.

Desde nuestros centros psicológicos Despertares en Madrid, Móstoles, Leganés y Getafe queremos darte una serie de consejos que pueden resultar útiles para aceptar la homosexualidad ante uno mismo y ante los demás.

  • Si has decidido salir del armario conviene elegir a unas pocas personas de confianza para hablar del tema. Deben ser personas con las que te sientas seguro y tranquilo, aquellas que pienses que van a aceptar tu homosexualidad sin problemas. Puedes buscar un momento relajado y privado para hablar con cada una de esas personas, evitando forzar la situación.
  • Aceptar que, seguramente no todas las personas reaccionarán de la misma forma cuando les hables de tu homosexualidad. Es posible que, en algún caso, no cuentes con el apoyo que esperabas. También te puede suceder que encuentres compresión en quien no imaginabas. Es importante respetar a los demás y darles tiempo para aceptar el hecho.
  • El respeto que sientes hacia los demás debe ser el mismo que sientes hacia ti. Evita disculparte por ser tu mismo, incluso aunque no te sientas apoyado.
  • Las técnicas de asertividad te pueden ayudar a autoafirmarte sin entrar en conflictos. Frases del tipo “siento que opines de esa forma pero me siento cómodo con mi orientación sexual” pueden resultar de gran utilidad ante personas poco comprensivas.
  • El ámbito laboral suele ser donde más personas ocultan su homosexualidad por miedo al rechazo. Sin embargo, ocultarse también suele producir un gran estrés por el miedo a ser descubiertos, lo que puede influir negativamente en la autoestima e, incluso, llevar a trastornos depresivos. Por lo general, en el ámbito laboral, las personas suelen sentirse más cómodas si solo hablan de su pareja en términos neutros, sin hacer referencia al género.
  • Uno de los mayores temores al aceptar la homosexualidad es el rechazo de los padres. En este sentido, conviene tener presente que la mayoría de los padres suelen anteponer el amor hacia sus hijos a cualquier otra circunstancia. Esto no implica que no les cueste aceptar esta realidad y que necesiten su tiempo.
  • La decisión de “salir del armario” es una decisión personal que implica valor. Debes tener presente en todo momento que eres una persona valiente que se acepta tal como es y que es capaz de afrontar el rechazo de algunas personas.
  • Buscar apoyo en la experiencia de otras personas y cómo hicieron para aceptar su homosexualidad es una buena forma de ver las cosas desde diferentes puntos de vista y en un entorno favorable.

Si necesitas hablar con alguien que no te juzgue, te oriente y te ayude con técnicas para reforzar tu autoestima o tu asertividad, puedes contar con nosotros. Estaremos encantados de escucharte y de ofrecerte asesoramiento psicológico para aceptar tu homosexualidad.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR