Como las nuevas tecnologías en el influyen en el sueño

Como las nuevas tecnologías en el influyen en el sueño

El 60% de las personas de entre 13 y 64 años experimenta algún tipo de problema al dormir. El uso de la tecnología puede ser la causa en algunos casos. Por ejemplo, el 95% de las personas emplea un dispositivo electrónico 1 hora antes de irse a dormir, esta práctica tan habitual no es recomendable, os explicamos el porqué.

Tradicionalmente los problemas de sueño, tanto de inicio como de mantenimiento, se habían relacionado con enfermedades cardiovasculares, la depresión, la obesidad y la diabetes. En la actualidad, los problemas del sueño relacionados con alteraciones del patrón del mismo han aumentado considerablemente.

La luminosidad que emiten las pantallas de móviles, tablets y similares, cuando se emplean por la noche, por la noche interrumpe el ciclo natural nuestro reloj biológico. ¿Cómo? Activando el organismo en los momentos que debería estar relajándose para conciliar el sueño.

Según diversas fuentes, el 95% de los jóvenes de entre 18 y 29 años duerme con el móvil junto a su cama y el 50% de éstos responde a mensajes y llamadas al momento si está todavía despierto.

La televisión y los videojuegos tampoco se libran. La luminosidad de las pantallas en ambos casos impide mantener unos ciclos de sueño regulares, como ocurre con los móviles y demás. Además, la televisión influye el ritmo cardiaco aumentándolo, mientras que los videojuegos producen estrés y activación, por lo que tampoco es recomendable jugar poco antes de ir a la cama.

Los capitales de provincia grandes como Madrid y Barcelona, así como los grandes municipios como Getafe, Hospitalet, etc. Son geográficamente los lugares donde más incidencia se produce de esta problemática. Es por ello que los psicólogos de Madrid y Barcelona son los que más casos atienden con este tipo de trastorno del sueño.

Así que ya sabéis para dormir bien. Apagar los dispositivos con pantallas luminosas al menos una hora antes de dormir (especialmente el móvil), prepararos como si ya os fueseis a dormir y realizar alguna actividad relajante… Leer (no estudiar), conversar (no discutir), tomar alguna infusión relajante, tener relaciones íntimas, etc.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies