9 consejos para evitar que tu pareja te sea infiel

9 consejos para evitar que tu pareja te sea infiel

El verano ya está aquí y, con él, el aumento de las infidelidades en las parejas. Multitud de estudios demuestran que, durante los meses de calor, se dan un alto número de infidelidades, en algún tipo en mayor cantidad que durante el resto del año.

Muchos echan la culpa a los cambios de hábitos y rutinas, a las vacaciones, a las mayores posibilidades de conocer gente nueva.

Pero también tienen la culpa ciertas hormonas, que en nuestro organismo se producen en mayor cantidad en verano. Entre ellas están la serotonina y la testosterona. La primera de ellas es la responsable de que estemos de mejor humor y nos sintamos mejor y más sexys. La segunda es la que nos aumenta el deseo sexual. Es decir, orgánicamente estamos programados para tener mayor predisposición a  tener relaciones sexuales durante el verano. También es debido a las elevadas temperaturas y  al aumento de horas de luz.

Indicios de que nuestra pareja puede ser infiel

Evidentemente, las parejas que tienen una relación sólida y en las que abunda el diálogo, la comprensión y el cariño tienen más complicado verse en peligro por una infidelidad, pero nadie está a salvo.

Si de pronto notas que tu pareja cambia de hábitos o de aspecto, muestra interés en salir de fiesta solo o irse de vacaciones sin tu compañía sin que haya un motivo de peso. Si de repente empieza a estar más pendiente del al móvil o se arregla mucho más que antes para salir… puede estar teniendo una relación paralela.

Cómo evitar que tu pareja te sea infiel

Las relaciones de pareja son algo que hay que cuidar día a día. Si lo único que hacemos para evitar que nos sean infieles es vigilar lo que hace el otro, no conseguiremos evitar una infidelidad. Tampoco si nos oponemos a que nuestra pareja pueda irse de vacaciones sola si nuestras vacaciones no coinciden.

Ante la llegada del verano, hay varias medidas que podemos tomar para evitar una infidelidad. Pero es recomendable tener presente muchas de ellas también durante el resto del año. Básicamente, se pueden resumir en dos. La primera, mantener siempre un diálogo fluido en la pareja. La segunda, prestar atención a todos los detalles de una relación, incluso a los más pequeños. Pero hay más medidas que se pueden tomar para evitar que tu pareja te sea infiel:

  • 1. Planear actividades en pareja. En verano es habitual tener más tiempo libre. No solo porque muchos tienen unos días de vacaciones. También porque muchas empresas tienen horario de verano y los que trabajan en ellas suelen tener entonces la tarde libre. Es bueno aprovechar esas tardes para hacer planes en pareja. Podéis ir al cine, dar un paseo, relajaros juntos en la piscina  o visitar museos. Incluso planificar un viaje para las vacaciones o hacer una excursión a alguna localidad cercana.
  • 2. Mejorar la comunicación. Dialogar siempre es importante. También para fortalecer las relaciones entre los miembros de la pareja. Las conversaciones pueden ser tanto sobre temas trascendentales como de pequeñeces sin importancia. Todas ayudan a los miembros de la pareja a sentirse comprendidos, acompañados y seguros. Igualmente, es bueno escuchar lo que dice el otro cuando necesita consejo, apoyo o ayuda. O, simplemente, alguien con quien compartir un rato de charla agradable.
  • 3. Romper la rutina de pareja. Uno de los peores enemigos de una pareja es la monotonía. El verano puede ser una buena época para probar cosas nuevas. Mantener viva la llama y buscar la intimidad son dos puntos muy importantes para fortalecer una pareja y evitar que tu pareja te sea infiel.
  • 4. Tener pequeños detalles si la pareja se va de viaje. No hace falta llamarle continuamente. Basta con enviar pequeños mensajes por Whatsapp o Telegram. Mostrarle fotos de vez en cuando, siempre en tono alegre. Y por qué no, alguno en un tono con algo de picardía.
  • 5. Demostrar que somos un buen compañero. Los miembros de una pareja suelen conocer mejor que nadie los gustos del otro, algo en lo que se debe trabajar si no es así. Con esto en mente, dar pequeñas sorpresas de vez en cuando al otro, anticipándose a sus necesidades y deseos es un buen punto para mejorar la relación.
  • 6. Practicar la tolerancia y saber ceder. Cada miembro de la pareja tiene sus propios gustos y tiempos, que no siempre tienen por qué coincidir con los del otro. Cuando cada uno propone una actividad distinta, es importante negociar con tranquilidad para ver cuál de las dos se lleva a cabo. Y, si se da el caso, ceder de vez en cuando. Y si no nos gusta alguna afición de nuestra pareja, no impedirle que la realice y ser tolerante con ella. Si una de las partes practica la tolerancia con su pareja y cede ante actividades que en principio no le parecen muy apetecibles, es probable que descubra que su pareja termine haciendo lo mismo por él.
  • 7. Evitar la tentación y mantener las formas. Has descubierto que alguien te atrae y no quieres hacer daño a tu pareja. Por tanto, evita acercarte a la persona que te atrae y evita los flirteos con ella. Es lo mejor que puedes hacer si valoras la relación de pareja que tienes. Así no te arrepentirás más adelante.
  • 8. Ser siempre sinceros y respetuosos el uno con el otro. Cuando una pareja goza de buena salud, sus miembros se respetan mutuamente. Siempre se dicen la verdad el uno al otro. Las mentiras y las faltas de respeto son dos de los problemas que más daño hacen a una relación, por lo que conviene no traspasar ciertos límites.
  • 9. Cuidarse física y mentalmente. Los miembros de una pareja deben cuidarse para que el otro les siga encontrando atractivos. Y no solo físicamente. En muchas ocasiones no basta con estar limpio y arreglado ni con cuidarse físicamente con la práctica de algún deporte. El atractivo exterior de una persona, que es importante, no es ni mucho menos lo único que el otro puede encontrar atractivo. Muchas veces resulta tanto o más atractivo para el otro no abandonar la mente. Hay que seguir cultivándose y adquiriendo un mayor nivel cultural. Estar al día de las noticias, interesarse por algún tema en concreto, participar en actividades culturales e, incluso, hacer algún curso juntos puede fortalecer una relación.

Solo los miembros de la pareja saben qué sucede en su relación. El respeto, la comprensión y comunicación deben de ser la base de una relación sólida. No obstante, siempre puede suceder que uno de los integrantes decida tener un escarceo o relación paralela. Los factores que pueden desencadenar este hecho, como hemos visto, son múltiples.

No existe una fórmula secreta, y siempre se pueden desencadenar tormentas. No siempre podrás evitar que tu pareja te sea infiel. Pero una pareja que aprenda a comprenderse y escucharse, a cuidarse y a caminar por la vida juntos de la mano, tiene muchas más posibilidades de permanecer unida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies